Si los nervios te traicionan ante determinadas situaciones y sientes que la pena y la inseguridad te dominan, debes saber que hay métodos que te pueden ayudar a controlar este estado de ansiedad.

Lo primero que debes hacer es descubrir qué situaciones los provocan para poderlos atacar de la mejor manera y sin que esto signifique un problema para ti.

Los siguientes métodos para controlar los nervios te pueden ayuda a salir de cualquier aprieto o situación que te angustie.

1. Técnica de concienciación y serenidad

Una estrategia útil se basa en la necesidad de concienciarse de lo importante que es hacer y resolver las cosas tranquilamente, con serenidad. La serenidad permite afrontar los problemas con mayores probabilidades de éxito.

Para ello es necesario observar las primeras reacciones físicas de tensión que se producen en nuestro cuerpo cuando empezamos a perder los nervios. En cuanto empecemos a notar los primeros indicios (“mi corazón se está acelerando” etc.), los podemos considerar como señales que nos indican que estamos perdiendo los nervios. Entonces ahí podemos, por ejemplo, poner en práctica alguna técnica de relajación o respiración.

Recuerda que mantenernos serenos nos permite afrontar los problemas con mayores probabilidades de éxito.

2. Técnicas de relajación o respiración diafragmática

Las técnicas de relajación son algunas de las primeras y más conocidas recomendaciones para luchar y controlar el nerviosismo. Suelen recomendarse las técnicas centradas en el control de la respiración y la tensión y distensión muscular (relajación muscular de Jacobson). Además, algunos tipos de técnicas no precisan más que unos minutos y pueden llevarse a cabo en cualquier lugar.

3. Mindfulness o meditación

El mindfulness o la meditación nos ayudan a conectar con el presente, relativizar las cosas y concentrarnos en lo importante. El nivel de tensión puede reducirse en gran medida y podemos manifestar un mayor nivel de autocontrol. La meditación con evocación de imágenes relajantes suele ser también de gran utilidad.

4. Autoinstrucciones

Una estrategia que puede ser utilizada para disminuir los nervios es la de emplear autoinstrucciones que guíen nuestra conducta, y así, de esa forma ayudar a tranquilizarnos.

Un ejemplo de autoinstrucción sería: “Venga tranquilízate, respira hondo”.

5. Hábitos de vida saludable

Consume bebidas que permitan relajarte, evita los excitantes y haz deporte.

El café, las bebidas energéticas o otras sustancias excitantes harán que el nivel de activación aumente, cosa que generará un nerviosismo aún mayor Por el contrario, puede ser beneficioso tomar bebidas relajantes como la tila o la manzanilla.

El ejercicio activa nuestro organismo, pero también puede permitir desocupar la mente y tranquilizarnos. Se generan endorfinas y otras sustancias que facilitan disminuir la tensión interna. Correr o jugar al pádel suelen ser algunos de los ejemplos típicos de ejercicios útiles.

En Hernández Psicólogos contamos con especialistas que pueden ayudarle a controlar las situaciones que le provocan ansiedad y enseñarle técnicas para no llegar a perder los nervios.

Si vives por Málaga, Marbella o Fuengirola: puedes pedir cita a través de las siguientes páginas para ser atendido en cualquiera de nuestros centros de manera presencial o con nuestros psicólogos online:

Cinco pasos para evitar perder los nervios
5 (100%) 7 votos