Seguramente es la primera vez que escucháis este concepto de Gaslighting, aunque probablemente lo hayáis vivido con alguna relación, sobretodo sentimental. Actitudes cotidianas que antes vivíamos sin necesidad de ponerle una etiqueta hoy tienen una categorización y explicación, en este caso lo que denominamos Gaslighting.

Cuando hablamos de Gaslighting nos referimos a un patrón de abuso emocional, de lo más sutil pero peligroso. En la mayoría de las ocasiones se utiliza en las relaciones de pareja con la intención de salir como triunfador/a en la discusión. Ya sea consciente o inconscientemente, se hace dudar a la otra persona de su percepción, juicio o memoria, llegando así a cuestionarse hasta qué punto es real, lo que conlleva a que la persona se sienta ansiosa, confundida o incluso depresiva puesto que están atacando directamente a su sentido de realidad, identidad y autoestima al hacerle creer que es incapaz o incompetente para percibir la realidad como es.

El Gaslighting por lo general ocurre de manera gradual en una relación, tan gradualmente que las acciones de la pareja abusadora parecen inofensivas al principio. Suele ser un proceso que va reflejando diferentes estados emocionales y psicológicos.

Este tipo de abuso es muy común en las relaciones de pareja, pero también puede darse en otras relaciones como trabajo, amigos, familia… es más común de lo que creemos pero ¿cómo saber si estas inmerso/a en una relación basada en el Gaslighting?, nuestro equipo de Psicólogos Málaga, Marbella y Fuengirola mencionan una serie de indicadores que te permitirán identificarlo:

  • La relación se basa en críticas y engaños de forma persiste.
  • Siempre se pone el énfasis en tus errores, y no importa lo que hagas, siempre habrá algo que reprocharte.
  • No te sientes libre de ser tú cuando estás con esa persona, puesto que ante tantas críticas ya dudas de cómo actuar o expresarte.
  • Casi nunca admiten sus errores.
  • Se muestran siempre a la defensiva ante las críticas.
  • Empiezas a dudar de ti, a autocriticarte y desvalorizarte.
  • Sientes que no hay salida, que hagas lo que hagas está mal…lo que conlleva a que te sientas impotente y aislado/a.
  • Niegan que alguna vez dijeron algo a pesar de que tengas pruebas, lo que hace que empieces a cuestionar tu realidad y empiezas a aceptar la suya.
  • Utilizan tu círculo de relaciones cercanas para atacarte, su objetivo es atacar la base de tu bienestar.
  • Utilizan la proyección es decir, colocan sentimientos inaceptables sobre otra persona, para así trasladar la responsabilidad y la culpa de uno/a mismo/a hacia el otro.
  • Tratan de poner a la gente en tu contra puesto que son maestros/as de la manipulación.
  • Empezarás a sentir que no puedes confiar en nadie, cuestionas tu realidad y como consecuencia evitaras tu círculo social, y te centrarás en él o ella, consiguiendo así tener más control sobre la relación.

Y ahora que sé que mi relación se basa en el Gaslighting, ¿cómo puedo afrontarlo?, existen diferentes maneras de afrontar este tipo de ataques, desde Hernández Psicólogos recomendamos estas pautas para actuar:

Confía en tu intuición, si sientes que algo no está bien, ponle atención y examina qué partes no concuerdan.

  • No busques la aprobación, resiste la tentación de convencer al otro para obtener aprobación.
  • Recuerda que las emociones no son ni buenas ni malas, y nadie te puede decir si lo que sientes es cierto o no. Si sientes que te humillan o te dañan psicológicamente, solo tú sientes eso, lo que experimentas no está supeditado a discusión.
  • No te disculpes por decir NO, expresar molestia y críticas…utiliza siempre la asertividad para expresar lo que quieres y necesitas. Poner límites es necesario si quieres ser feliz.
  • Sé consciente de tus valores, ¿por qué valores quieres ser que te recuerden?, de algún modo, los valores actúan como la columna vertebral de nuestro comportamiento. Lo que digan o hagan los demás no nos debe obligar a ir en contra de ellos, el momento en el que alguien nos presione sabremos que se nos está intentando manipular.
  • Mantén tus límites personales, si alguien los traspasa mantente firme y plantea una consecuencia. Si la persona no se hace responsable de sus faltas y continúa, pregúntate si deseas continuar con la relación, ¿por qué estar con alguien que no te respeta? recuerda, que el verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es.

Si no logras darte cuenta de que eres víctima de Gaslighting terminarás inmerso/a en una situación de la que es muy difícil salir. Tu mente se habrá convertido en tu peor enemigo/a, puesto que estás constantemente analizándote a ti mismo/a (sentimientos, percepciones, recuerdos…).

Por ello, si consideras que estás viviendo una relación basada en el Gaslighting no dudes en ponerte en contacto con Hernández Psicólogos, contamos con un equipo de profesionales que te ayudarán a manejar y afrontar la situación con el objetivo de conseguir tu bienestar y que puedas vivir con mayor armonía.

Si vives por Málaga, Marbella o Fuengirola: puedes pedir cita a través de las siguientes páginas para ser atendido en cualquiera de nuestros centros de manera presencial o con nuestros psicólogos online:

¿Te ha gustado el contenido?