Consejos Saludables

Inicio/Psicología de adultos/Consejos Saludables

¡Hola!

Ya estamos en pleno mes de febrero, ¡volviendo a la normalidad después del primer mes del año! Aunque los propósitos de año nuevo siempre se pretenden cumplirlos en enero, parece que nos cuesta un poquito más y algunos aún estamos empezando a habituarnos al 2016 y la rutina que conlleva haber finalizado las vacaciones, los atracones de comida, la cuesta de enero, esos kilitos de más…

Una vez que ya hemos asimilado todo esto, ¡tenemos que ponernos las pilas! Y qué mejor que este mes tan cortito (aunque este año contamos con un día extra) para ponernos al día y empezar a cuidar más de nosotros mismos.

¿Cómo hacemos esto? ¿Por dónde empezamos a cuidarnos? ¿Tenemos que cambiar bruscamente nuestras rutinas y costumbres para empezar a tener hábitos más saludables?

Desde luego vuestra psicóloga Málaga recomienda, ante todo: organización, constancia y paciencia (recordad que Roma no se hizo en un día).

Como ya sabréis, el cambio de hábitos y rutinas saludables consiste en llevar una alimentación equilibrada, hacer deporte, beber mucha agua, descansar ocho horas, cuidar nuestra higiene, dedicarnos tiempo a nosotros, etc. Demasiadas cosas para empezar casi de cero, ¿verdad?

Pues desde aquí os animamos a empezar a hacerlo, aunque ahora os parezca un poco “agobiante”.

Es más sencillo de lo que estás pensando:

Cuando hablamos de alimentación sana, nos referimos a tomar alimentos que ayudan a nuestro cuerpo a rendir mejor y nos aportan  energías y vitaminas beneficiosas para desempeñar nuestras actividades. Nada de tomar grasas saturadas en exceso, los dulces, galletas, chucherías, etc. están muy ricos pero ¡su consumo no es beneficioso para nosotros!

Ahora hablemos del movimiento, ¡hay que hacer deporte! El deporte nos ayuda a mantenernos con fuerza, hace que liberemos endorfinas, eliminemos las tensiones y el estrés de la rutina y cuando terminamos de hacerlo acabamos nuevos y deseando coger la cama, cosa que nos ayuda en el propósito de dormir más y mejor.

Aunque a veces nos dé la sensación de que el día tiene pocas horas para poder hacer todo, siempre se saca un rato (aunque sea a última hora del día) que lo podemos dedicar a nosotros mismos. Una buena forma de hacer esto es mimándonos, cuidando nuestra piel, nuestro pelo, nuestros dientes…en definitiva, ¡nuestra imagen! A la misma vez que te dedicas tiempo para ti estás cuidando tu higiene y tu imagen personal, dos por uno, ¿qué os parece?

Pero es muy importante saber dedicarnos también tiempo para hacer algo que nos haga desconectar de la rutina, como por ejemplo, hacer una actividad que nos guste, ya sea leer, pintar, colorear, escuchar música, hacer manualidades…lo que realmente te entretenga, te guste y te mantenga la mente ocupada.

Recuerda que siempre podemos sacar tiempo para poder hacer todas estas actividades: cuidarnos, alimentarnos bien, relajarnos, desfogar, disfrutar de los que más queremos y todo lo que realmente quieras.

Consejos Saludables
5 (100%) 5 votos

Deje su comentario