¿Has sentido ansiedad por estar solo o sola en algún momento de vida? El miedo a la soledad acecha a muchas personas a lo largo de su vida. Es lo que se conoce como autofobia, una fobia específica que puede conllevar muchos problemas para la personas que lo sufren.

A continuación profundizamos en la autofobia, monofobia o miedo a la soledad.

¿Qué es la autofobia?

La autofobia, o monofobia, es el miedo irracional a estar solo o solo. Estar solo, incluso en un lugar reconfortante como puede ser el hogar, puede provocar una ansiedad severa para las personas con esta afección. Tan solo la idea de pasar tiempo a solas les produce ansiedad.

Las personas con autofobia sienten que necesitan a gente a su alrededor para sentirse seguras. Y en cierta forma tiene sentido. Como seres sociales, los humanos necesitamos sentir que pertenecemos a un grupo para sentirnos bien.

Para la persona que siente esta fobia específica, su mayor miedo es el aislamiento y el sentirse ignorado por los demás. Y este miedo aparece incluso cuando están físicamente seguros.

Por ejemplo, pueden tener miedo a estar solos por si aparece un ladrón, extraños; por no sentirse querido o deseado; tener un problema médico repentino y encontrarse a solas; o escuchar ruidos inesperados o inexplicables.

Autofobia versus soledad

Autofobia no es lo mismo que sentirse solo. La soledad son las emociones negativas que surgen cuando una persona siente que tiene muy pocas interacciones sociales o conexiones significativas. Las personas pueden sentirse solas incluso cuando están con otras personas.

Tener autofobia implica ansiedad severa provocada por la idea de pasar tiempo a solas.

Además, “estar solo” tiene un significado diferente para cada uno de nosotros. Algunos temen estar sin una persona específica, mientras que otros temen estar, sin ninguna, en las proximidades. 

La necesidad de proximidad también varía de persona a persona; algunas personas con autofobia sienten la necesidad de estar en la misma habitación que otra persona, pero para otras está bien estar en la misma casa o edificio.

Para las personas con autofobia, la necesidad de estar con otra persona se interpone en su camino para llevar una vida feliz y productiva porque viven constantemente con el miedo de estar solos.

Síntomas de la autofobia

Una persona desarrollará síntomas del trastorno cuando se encuentre en una situación en la que podría terminar sola. Los síntomas de la autofobia incluyen:

  • Preocuparse de forma obsesiva por estar solo
  • Experimentar miedo por lo que podría suceder mientras está solo
  • Sentirse separado de su cuerpo cuando está solo
  • Experimenta temblores, sudoración, dolor en el pecho, mareos, palpitaciones del corazón, hiperventilación y náuseas cuando está solo o en una situación en la que pronto podría quedarse solo
  • Una sensación de terror extremo cuando está solo o en una situación en la que pronto podría quedarse solo
  • Deseo abrumador de huir cuando estás solo
  • Ansiedad por anticipar la soledad
  • Evita estar solo o las situaciones que requieran estar solo

Para que un Psicólogo clínico diagnostique una fobia específica, la persona debe haber experimentado síntomas durante al menos 6 meses, y los síntomas deben haber causado una angustia significativa o haber afectado áreas importantes de la vida, como la vida social o laboral.

En los niños, las fobias específicas pueden causar llanto, rabietas, congelación en el lugar y aferrarse a un cuidador.

Causas

Como ocurre con otras fobias específicas, la causa de la autofobia no siempre está clara. Puede relacionarse con traumas anteriores o experiencias negativas que ocurrieron cuando estaba solo.

Las fobias a menudo se desarrollan en la infancia y muchas personas no recuerdan la fuente específica del miedo. La autofobia puede relacionarse por ejemplo con una experiencia cuando era niño o niña que provocó el miedo al abandono, como el divorcio de los padres o la muerte de un familiar.

También puede desarrollarse como resultado de otros trastornos de ansiedad. Por ejemplo, una persona que experimenta ataques de pánico puede desarrollar el miedo de tener uno sin nadie cerca para ayudar.

Además, la autofobia puede ser un síntoma. Por ejemplo de agorafobia.

Consecuencias del miedo a la soledad

La soledad es un sentimiento que aparece cuando no tenemos interacción social, pero también ocurre que nos sentimos solos aunque estemos rodeados de gente. Ocurre con frecuencia cuando no conectamos con el resto o nos sentimos fuera de lugar o incomprendidos. En ambas situaciones es natural sentirse triste, pero en ninguno de estos casos se considera autofobia.

En los casos de autofobia o monofobia, los sentimientos van acompañados de terror, ansiedad y sensaciones físicas propias de una fobia que les empujan a huir de la situación y buscar compañía. 

Este miedo también puede conducir a que establezca relaciones insanas mantenidas exclusivamente por este miedo irracional a la soledad. Además puede crear dependencia emocional, inseguridad y baja autoestima.

Tratamiento de la autofobia, Psicología Online

Para el tratamiento de fobias específicas como la autofobia se utiliza la psicoterapia. Los tipos más comunes son la terapia de exposición y la terapia cognitivo-conductual.

Si crees que tienes autofobia, en Hernández Psicólogos Online podemos ayudarte. Con el tratamiento adecuado, aprenderás a manejar y comprender tus reacciones, sentimientos y pensamientos respecto a la soledad.

🥇 Elige tu centro de Psicología en Málaga, Fuengirola y Marbella.

Además, para más comodidad puedes elegir la terapia de psicología online, tan eficaz como la presencial.

Te acercamos la psicología a donde estés, adaptándonos a tu horario. Reserva una sesión con nuestros psicólogos online y comienza a sentirte mejor.

Rate this post

Publicado por Alejandra Hernández

Licenciada en psicología por la Universidad de Málaga, con Máster en tratamiento psicológico por la Universidad de Málaga, Máster en sexualidad y educación sexual por la Universidad de Huelva. Especialista en Psicoterapia EMDR, psicoterapia sensoriomotriz, terapia cognitivo conductual, y especializada en el tratamiento psicológico del trauma, apego, trastorno obsesivo compulsivo, terapia de pareja y sexual. Actualmente trabaja como psicóloga y directora del centro Hernández Psicólogos.

Entradas relacionadas

  • Las 5 fases del duelo y cómo superarlo
    Cuando perdemos a un ser querido, el dolor que experimentamos puede ser insoportable. Durante este proceso pasamos por una serie de fases, conocidas como las … […]
  • Cómo gestionar las emociones en 5 pasos
    ¿Alguna vez has dicho algo en un enfado de lo que luego te arrepentiste? ¿No tomaste una decisión que podía beneficiarte por miedo? Si es … […]
  • 8 Tipos de atención
    La atención es clave para el óptimo funcionamiento de las personas, favoreciendo la discriminación entre estímulos y eventos relevantes e irrelevantes. Pero, ¿qué es la … […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this post
Bajar al contenido