Beneficios de la silla vacía en el duelo

Inicio/Articulos/Beneficios de la silla vacía en el duelo

La silla vacía es una técnica que fue creada por el psicólogo Fritz Perls con el objetivo de elaborar un método que permitiese a los pacientes reintegrar en sus vidas situaciones no resueltas que le provocasen malestar emocional, dolor, agobio o frustración.

En la actualidad, esta técnica se utiliza en tres aspectos diferentes:

  1. Un acontecimiento de naturaleza traumática que ha inhibido alguna función o bloqueado un desarrollo adecuado o el crecimiento personal. Este acontecimiento puede hacer referencia a una violación, agresión física, abuso… o a cualquier acontecimiento que haya marcado o alterado la vida del paciente.
  2. Un aspecto de la propia personalidad como una necesidad, una incapacidad o un sentimiento. Gracias a la técnica se puede hacer más tangible y comprensible lo subjetivo y permitir la expresión y liberación de tensiones internas.
  3. Una persona no disponible con la que se tiene un asunto inconcluso ya sea en el presente o en el pasado. La no disponibilidad puede deberse a un distanciamiento, una separación o un fallecimiento.

Tal y como se aprecia anteriormente, una de las aplicaciones más importantes de la silla vacía es en los procesos de duelo. En estos casos, la técnica consiste en establecer un diálogo externo con la persona fallecida, para facilitar que el paciente exprese sus emociones y sentimientos ante la pérdida o sobre aquellos acontecimientos que no haya podido resolver con ella.

En muchas ocasiones, la persona no ha podido expresar con anterioridad sus emociones por diversas razones entre las que puede encontrarse el miedo o la negación. Con esta técnica, tiene la oportunidad de hacerlo en el momento presente. Para ello, el paciente tiene enfrente de él una silla en la cual imagina que está sentada la persona ausente a la que debe contarle cómo se siente y establecer un diálogo con ella. A continuación, se cambia de silla y ocupa la silla vacía para responderse a sí mismo como lo hubiese hecho la persona ausente. Este intercambio de silla y su respectivo diálogo se continúa hasta que el paciente haya podido verbalizar todas sus emociones y el asunto inconcluso quede cerrado.

Entre los beneficios de la técnica de la silla vacía en procesos de duelo se encuentran:

  • Aprender que aunque la persona fallecida no está físicamente sigue existiendo en su realidad psicológica.
  • Contactar emocionalmente con su experiencia e integrarla en su historia de vida.
  • Tomar conciencia del significado que se le ha asignado a dicho acontecimiento y de la forma en la que está interfiriendo en su vida.
  • Comprender la multitud de sentimientos encontrados que aparecen una situación como esta (soledad, ira, frustración, tristeza, vacío emocional…)
  • Dar continuidad a las fases del duelo: negación, enfado, depresión hasta llegar a la aceptación de la pérdida.
  • Aceptar que no es posible cambiar lo sucedido pero sí que es posible cambiar su significado y la forma en la que nos hace sentir la pérdida.
  • Descubrir nuevas formas de afrontar y responder a situaciones parecidas que le provoquen malestar emocional.
  • Tener la posibilidad de dar nuevos significados a la pérdida, así como sentir y responder de una forma más saludable.

Si te sientes bloqueado por alguna situación pasada o tienes algún familiar con signos de malestar emocional, dolor, agobio o frustración a consecuencia de alguna experiencia del pasado, consúltanos y pide cita con nosotros, en Hernández Psicólogos tenemos un equipo de profesionales que están dispuestos a ayudarte.

Sin embargo, si vives por Málaga, Marbella o Fuengirola: puedes pedir cita a través de las siguientes páginas para ser atendido en cualquiera de nuestros centros de manera presencial o con nuestros psicólogos online:

Beneficios de la silla vacía en el duelo
5 (100%) 1 voto

Deja tu comentario

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Más información aquí. Aceptar