Blog > COVID-19 > El TOC y el coronavirus durante la cuarentena y confinamiento

El TOC y el coronavirus durante la cuarentena y confinamiento

Alejandra Hernández

Artículo redactado por Alejandra Hernández

Soy psicóloga sanitaria, sexóloga, terapeuta EMDR y terapeuta Sensoriomotriz. Dirijo los centros Hernández Psicólogos de Málaga, Marbella y Fuengirola donde he seleccionado a excelentes psicólogos para rodearme del mejor equipo para la atención a personas en el área del bienestar y la salud mental.

La situación que en estos momentos estamos viviendo toda la población sin duda parece sacada de un guión de película de ciencia ficción. En estos momentos, de un día para otro nuestra vida, nuestra rutina, nuestro trabajo y lo más importante nuestra salud sufre un fuerte revés, la posibilidad de enfermar y ver enfermar a otros, ahora está en mente de todos y preocupa a todos, todos hablamos de lo mismo (Coronavirus), en casa, en redes sociales etc.

Los medios informativos fiables nos conciencian de la importancia de responsabilidad social, empatía, de crear conciencia colectiva para trazar un lazo que una a cada uno de los hogares españoles para no sentirnos solos, aclamando al espíritu de superación y de fuerza  bajo la frase “Todos juntos venceremos al virus” para que nos sintamos más seguros, porque precisamente el coronavirus COVID-19 lo que está golpeando con más fuerza es nuestra seguridad a todos los niveles y es muy importante que no sea el pánico quien sea nuestra guía ahora.

A continuación me dispongo a abordar el trastorno obsesivo compulsivo para poder ofrecer una visión más comprensiva del TOC y el coronavirus en estos momentos que vivimos de cuarentena.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo TOC

Se trata de un trastorno común que se caracteriza por la presencia de pensamientos obsesivos, conductas compulsivas y diferentes niveles de ansiedad, depresión o despersonalización.

Tipos de obsesiones

Existen muchos autores que han establecido diferentes clasificaciones, en este blog acerca del coronovirus y toc vamos a hablar de algunas de ellas:

  • Los pensamientos obsesivos son palabras, ideas o creencias, reconocidas como propias. Estos pensamientos aparecen de forma intrusiva en la mente de la persona quien trata de eliminarlos. La combinación de esta sensación de ser forzado a pensar en unos pensamientos y de la resistencia a los mismos es lo que caracteriza a los síntomas obsesivos.
  • Las imágenes obsesivas tienen las mismas características de intrusividad y resistencia, pero se presentan como escenas imaginadas muy vividas.
  • Rumiaciones obsesivas son discusiones internas en las que se revisan continuamente una serie de reflexiones.
  • Las dudas obsesivas son pensamientos referidos a acciones que pueden haber sido inadecuadamente completadas.
  • Impulsos obsesivos se definen por la necesidad de realizar un acto, generalmente violento. El paciente puede resistirse a su realización pero la tensión es muy molesta.
  • Rituales obsesivos son acciones repetidas carente de sentido. Pueden ser actos mentales tales como contar repetidamente de forma especial, o repetir determinadas palabras.
  • Fobias obsesivas. Los pensamientos obsesivos y los rituales compulsivo pueden empeorar en determinadas situaciones (pensamientos obsesivos sobre daño a terceras personas aumentan en la cocina o donde haya cuchillos).
  • Lentitud obsesivos. Los pensamientos obsesivos y los rituales conducen a un progresivo enlentecimiento de la capacidad del paciente de realizar sus actividades cotidianas.

Subtipos

Dentro de las diferentes categorías nos podemos encontrar los siguientes subtipos:

Rituales de repetición, rituales de comprobación, rituales de acumulación, rituales de orden y rituales de limpieza entre otros.

Trastorno Obsesivo Compulsivo Coronavirus

Cuando la solución es parte del problema en el TOC: Rituales

Esta situación de cuarentena y confinamiento junto con las medidas necesarias para protegernos (limpieza, tomar distancia con los demás, lavado de manos, estornudar al codo) suponen un estrés para todos porque se convierte en necesario estar más atentos a comportamientos que antes hacíamos de forma automática y que no suponían ningún riesgo ni para nosotros ni para las personas de nuestro alrededor, ahora “de la noche a la mañana” hemos tenido que cambiar nuestras costumbres y ser conscientes que existe riesgo si no lo hacemos, incluso se comparten en redes sociales y otras vías de comunicación “Qué pasos hacer cuando llegas a casa”, “Que pasos hacer si vas a comprar”, “Qué hacer cuando llevas nuevos productos a casa”… Y como no, todo realizado con nuestros cinco sentidos para no ser infectado.

Precisamente para las personas con trastornos obsesivo compulsivo esta meticulosidad en realizar las tareas le son muy familiares y la situación actual le supone un desafío mayor. Toda la información circulante puede desencadenar en episodios de ansiedad extrema en personas con TOC durante el coronavirus, o en personas con TOC que han estado en psicoterapia puede haber un repunte o agudizarse de nuevo durante el coronavirus, e incluso aparecer nuevos casos de TOC durante el coronavirus en personas que no habían experimentado antes rituales, impulsos obsesivos, imágenes obsesivas, pero que son personas con tendencia previa a la rumiación y a la preocupación.

Es importante saber que gran parte de los casos de ansiedad se basan en preocuparse por lo desconocido y estar a la espera de que algo ocurra. En muy pocos momentos se sienten seguros o con confianza de que pueden protegerse, precisamente no contar con esta seguridad es la razón por la que necesitan estar en alerta y actuar cuanto antes ya que todo es peligroso o al menos es potencial de poder serlo, y la única solución que encuentran es estar en modo supervivencia. En el caso del TOC cuando sienten peligro aparecen rituales, pensamientos u otro comportamiento cuyo objetivo es la regulación emocional, buscan a toda costa un modo de poder sentirse a salvo del peligro con estrategias de afrontamiento inadecuadas e ineficaces. Un ingrediente clave y que no hemos mencionado hasta ahora es la culpabilidad.

¿Cómo funciona la culpabilidad en el TOC?

La culpabilidad está muy presente en la vida de personas con TOC, y encabeza todo el circulo sin salida, es el principio y el final de toda la cadena. Los pensamientos obsesivos dan lugar a comportamientos y/o cogniciones para neutralizarlos y tras su realización aparece de nuevo la inseguridad en forma de culpa. Los pacientes con TOC pueden pensar que no han realizado de forma correcta la conducta neutralizadora, por ejemplo que no se hayan lavado bien las manos y se puedan infectar si se tocan alguna parte del cuerpo y así un continuo empezar.

En resumen, su estrategia de restaurar la seguridad fracasa una y otra vez, siendo el resultado cada vez más ansiedad.

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA

Las raíces del TOC, nuestra experiencia

En cuanto a nuestra experiencia en consulta privada con pacientes de TOC, hemos observado que en muchas de las personas que hemos tratado con trastornos obsesivo compulsivo existe experiencias tempranas que les afectaron de algún modo y con tendencia a un estilo de apego inseguro o desorganizado.

¿Y a qué se llama estilo de apego?

Los estilos de apego se trata de un conjunto congruente y estable en el tiempo de estrategias que emplea el niño para regular la proximidad con su figura de apego, por un lado, y “usar” a dicha figura como base segura para la exploración y refugio seguro para la regulación emocional.

Las experiencias repetidas en relación a su figura de apego hará que los niños desarrollen un modelo mental interno de la relación con sus cuidadores que funcionará a modo de brújula en el modo en que posteriormente se relacionen consigo mismo y con los demás a lo largo de su vida. En el caso del TOC muy probablemente se relacionen de una forma muy parecida a como lo hacían en su infancia, con muchas dificultades para alcanzar la regulación emocional ya sea por autorregulación o corregulación emocional.

Apego inseguro, apego desorganizado

En el apego inseguro nos podemos encontrar por un lado a niños que han aprendido a expresar emociones de forma exagerada, no quererse separar de la figura de apego o no dejarse tranquilizar por ella, o niños que han aprendido a reducir o resolver sus propias necesidades por sí solos.

El estilo desorganizado de apego se caracteriza porque los niños muestran una manera de relacionarse con sus padres no predecible, como consecuencia de que sus cuidadores fueran fuente de malestar y de protección al mismo tiempo, de manera que, cuando se activa el sistema de apego aparecen conductas desorganizadas y carentes de sistematicidad.

TOC y coronavirus: No importa como me proteja porque me siento desprotegido

Los pacientes con TOC que hemos atendido en consulta tratan de controlar el miedo o la incertidumbre y en ocasiones esa forma de “controlar” lo hacen de una forma muy desconectada de lo que viven como amenazante, por ejemplo “cada vez que pienso en el virus tengo que salir y entrar de mi cuarto 9 veces”, o “tengo que repetir la palabra “No” 8 veces porque si no lo hago siento que me he podido contaminar” ,y en otras ocasiones si tiene conexión su miedo con la forma de protegerse, pero su realización es desmesurada por ejemplo, “cada vez que toco algo en casa tengo que lavarme las manos con detergente y alcohol de una determinada forma y durante 15 minutos porque pienso que me he podido infectar”. El beneficio que obtienen es un descenso de la ansiedad tras su intento de neutralizar los pensamientos obsesivos que sienten a través de una conducta observable o una estrategia cognitiva,  pero justo cuando han utilizado su recurso de afrontamiento vuelven a sentir que pueden volver a estar expuestos “al peligro”, y de hecho los rituales de comprobación, de lavado, o cualquiera que sea su forma de neutralización puede verse reforzada y aumentar en número o generalizarse a otras formas, el resultado: su vida se ve cada vez más interferida por el TOC durante el coronavirus.

Toc y COVID-19

Tratamiento del TOC durante el coronavirus. ¿Qué puedo hacer durante el Coronavirus si tengo TOC?

Tras lo expuesto con anterioridad se hace imprescindible el trabajo psicoterapéutico para la reparación del apego y con ello el reprocesamiento emocional de todas las vivencias y experiencias traumáticas que continúan como en un circuito cerrado en la persona, y donde las vivencias presentes hacen resonar una y otra vez todo el contenido abrumador que no se ha podido procesar hasta el momento, haciendo que el malestar vivido “se escuche muy alto y con un alto contenido de culpabilidad”. Se torna clave el trabajo psicoterapéutico para reparar su estilo de apego y que pueda ir derivando a un estilo de apego seguro, lo que supondrá una estilo de relación consigo mismo y con los otros más sano y con capacidad de regulación emocional.

En Hernández Psicólogos Málaga contamos con psicólogos especialistas en TOC, y que en este momento por las circunstacias que nos acontece estamos atendiendo de forma online (videoconferencia por Skype o videowhatsapp) o telefónica mediante nuestro servicio de Psicólogo Online. Contamos con una forma de trabajo muy eficaz basada en los últimos avances en psicoterapia en TOC, entre ellos EMDR, terapia sensoriomotriz, terapia basada en la mentalización, mindfulness, y terapia cognitivo conductual.

5/5 - (51 votos)

Deja un comentario

Los datos facilitados se incorporarán a tratamientos cuyo responsable es ALEJANDRA HERNÁNDEZ GIL con CIF 78977757N y domicilio social en: Av. Nabeul 14, Of. 17 29601 Marbella. Finalidad: realizar comentarios. Legitimación: consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Reservados sus derechos a acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de privacidad.