Blog > Infantil > Dislexia: qué es, síntomas, tipos y ejercicios para disléxicos

Dislexia: qué es, síntomas, tipos y ejercicios para disléxicos

Alejandra Hernández

Artículo redactado por Alejandra Hernández

Soy psicóloga sanitaria, sexóloga, terapeuta EMDR y terapeuta Sensoriomotriz. Dirijo los centros Hernández Psicólogos de Málaga, Marbella y Fuengirola donde he seleccionado a excelentes psicólogos para rodearme del mejor equipo para la atención a personas en el área del bienestar y la salud mental.

La dislexia es un trastorno de aprendizaje específico que afecta a la capacidad de leer. Aunque, principalmente se caracteriza por dificultades en la lectura de palabras individuales y frases, también puede manifestarse en problemas de comprensión y memorización de lo leído.

Se considera un trastorno neurobiológico y se estima que afecta a entre el 5% y el 17% de la población en general.

La causa exacta todavía se desconoce, pero se cree que se relaciona con ciertas áreas del cerebro que están involucradas en el procesamiento del lenguaje. Suele ser hereditaria y, aunque se diagnostica principalmente en niños, también puede afectar a adultos.

En este artículo, desde Hernández Psicólogos Málaga, exploramos en profundidad los síntomas y el tratamiento, así como algunos ejercicios de estimulación cognitiva para niños con dislexia.

¿Qué es la dislexia?

La dislexia es un trastorno de aprendizaje específico que se caracteriza por dificultades en la lectura. Puede manifestarse como problemas con la velocidad y precisión de la lectura, con la comprensión y con la memorización de lo que se ha leído. En otras palabras, existe un deterioro en la capacidad de reconocer palabras, lectura lenta e insegura y escasa comprensión.

Se considera un trastorno neurobiológico y a menudo se diagnostica en niños en edad escolar. Sin embargo, también puede afectar a adultos.

Tipos de dislexia

Existen diferentes tipos de dislexia, dependiendo de la causa subyacente y los síntomas específicos que presente una persona.

  • Según la ruta léxica afectada: la fonológica, la superficial y la profunda. 
  • También se puede clasificar en función de su causa: adquirida o evolutiva.
  • Por último, según su grado puede ser leve, moderada o grave.

1. Dislexia fonológica

Este tipo de dislexia se relaciona con dificultades en el procesamiento fonológico, es decir, la capacidad de identificar y manipular los sonidos del habla. 

Las personas con dislexia fonológica a menudo tienen dificultades para identificar los sonidos individuales en las palabras y para relacionarlos con las letras correspondientes. Así, el niño hace una lectura visual y deduce en vez de leer. Por ejemplo, puede leer “caso” en vez de “casa” o “lobo” en vez de “lopo”.

Los niños con esta patología pueden leer las palabras familiares, pero les resulta difícil leer palabras desconocidas, largas o pseudopalabras.

2. Dislexia superficial o visual

Se produce un mal funcionamiento en la ruta visual o directa. La ruta visual es aquella en la que no dividimos las palabras en partes, sino que leemos de manera global. Al verse afectada, los niños tienen dificultades a la hora de leer palabras irregulares, es decir, aquellas que no se corresponden con la normativa de pronunciación de una lengua concreta.

La velocidad lectora también se ve afectada, disminuyendo cuando aumenta la longitud de las palabras. Cometen errores de omisión, adición o sustitución de letras y suelen confundir palabra homófonas.

3. Dislexia profunda o mixta

En este caso, el déficit se encuentra en los dos procesos de lectura, el fonológico y visual. Lo que provoca que se cometan errores semánticos, que ocurren cuando al leer se sustituye una palabra por otra que no tiene ningún parecido visual pero sí semántico (de significado).

Adquirida vs evolutiva

La dislexia adquirida aparece a causa de una lesión cerebral concreta, mientras que la evolutiva o de desarrollo la persona presenta dificultades de aprendizaje debido al trastorno, sin causa o lesión que pueda explicar el desarrollo del trastorno.

Según el grado

A la hora de diagnosticar este trastorno, el DSM-V señala la importancia de hacer la distinción entre afectación leve, moderada y grave.

  • Leve: existen algunas dificultades relacionadas con las aptitudes de aprendizaje en una o dos áreas académicas, pero suficientemente leves para que pueda compensarlas con los apoyos adecuados o cuando se aplican adaptaciones adecuadas en el ámbito escolar.
  • Moderada: se presentan dificultades notables en las aptitudes de aprendizaje en una o más áreas académicas. Tiene pocas probabilidades de llegar a ser competente en el ámbito académico si no tiene apoyos intensivos y adaptaciones durante toda la edad escolar.
  • Grave: las dificultades afectan a varias áreas académicas, de manera que tiene pocas probabilidades de desarrollar esas aptitudes sin una enseñanza constante, específica, individualizada e intensiva durante toda la edad escolar. Además, necesitará adaptaciones curriculares y servicios de apoyo en casa, en la escuela y en el trabajo, porque el individuo puede no ser capaz de realizar con eficacia algunas actividades.

Conocer los diferentes tipos ayuda a diseñar actividades de tratamiento especialmente diseñadas para cada tipo, incidiendo en los errores específicos que se cometen en cada caso.

Dislexia test

En internet puedes encontrar muchos portales con test de dislexia, sin embargo, si buscas una evaluación eficaz y fiable, es importante que sepas que debe hacerlo un profesional cualificado como un Psicólogo clínico. El profesional utilizará las herramientas adecuadas que no se encuentran al alcance de personas no cualificada. 

Al afectar a más de un área de las capacidades mentales, se deben realizar distintas pruebas para poder afirmar si alguien tiene dislexia o no.

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA

Actividades para niños disléxicos

La dislexia puede ser identificada/diagnosticada en cualquier momento de la vida porque a menudo permanece como una dificultad oculta. Sin embargo, nunca es tarde para trabajarla.

Pero, ¿cómo ayudar a una persona con dislexia? ¿Cómo trabajarla? Toma nota de estas actividades para niños disléxicos a través de una serie de ejercicios de estimulación cognitiva.

  1. Ejercicios de fonología: que se enfocan en mejorar la capacidad para identificar y manipular los sonidos del habla. Por ejemplo, se puede practicar identificando y reproduciendo los sonidos individuales de las palabras o practicando la segmentación y la sílaba.
  2. Lectura en voz alta: puede ayudar a desarrollar mejores habilidades de fluidez y precisión en la lectura.
  3. Estrategias de comprensión: incluyen técnicas para ayudar a comprender mejor lo que están leyendo. Por ejemplo, resumir lo que ha leído, hacer preguntas sobre el texto, o buscar patrones y relaciones entre las ideas.
  4. Memoria de trabajo: entrenar la memoria de trabajo puede ayudar a retener y utilizar la información que están leyendo. Actividades que podrían ser de gran ayuda para estudiantes con dislexia superficial
  5. Entrenamiento en lectura rápida: una técnica que permite leer más rápido, con una mayor comprensión.
  6. Trabajar el lenguaje oral: algo tan simple como cantar o escuchar cuentos es crucial desde una edad temprana. Centrarse en que los niños hablen bien y prestar atención a lo que decimos de forma pausada y de forma adecuada a su edad, les dará diferentes puntos para su desarrollo del lenguaje oral.
  7. Los trabalenguas son un buen ejercicio si se acompañan de paciencia y atención a algunos detalles: si se repite muchas veces el mismo fonema y lo repetimos más despacio de lo habitual, los más pequeños podrán imitarnos y les será de gran utilidad.

Si crees que tú o una persona cercana a ti puede tener dislexia, es importante acudir a un Psicólogo especialista para que valore tu caso.

Una vez diagnosticada, el tratamiento de la dislexia se basa en el uso de herramientas de educación especial como, por ejemplo, refuerzo en el estudio, ejercicios complementarios de memoria, programas de lectura y problemas matemáticos, entre otros.

 ¿Crees que tienes dislexia o alguna otra dificultad de comunicación?

Consúltanos y pide cita con nuestros Logopedas Málaga o Logopedas Marbella. Solucionamos dificultades de comunicación, tanto en adultos como en edad infantil. Logopedas colegiados y altamente formados para la prevención, diagnóstico y tratamiento de trastornos de la comunicación.

Reserva una sesión con nuestros logopedas y mejora tu calidad de vida.

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA
Valora este artículo

Deja un comentario

Los datos facilitados se incorporarán a tratamientos cuyo responsable es ALEJANDRA HERNÁNDEZ GIL con CIF 78977757N y domicilio social en: Av. Nabeul 14, Of. 17 29601 Marbella. Finalidad: realizar comentarios. Legitimación: consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Reservados sus derechos a acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de privacidad.