Blog > Adicciones > Drunkorexia un nuevo y peligroso trastorno alimenticio

Drunkorexia un nuevo y peligroso trastorno alimenticio

Alejandra Hernández

Artículo redactado por Alejandra Hernández

Soy psicóloga sanitaria, sexóloga, terapeuta EMDR y terapeuta Sensoriomotriz. Dirijo los centros Hernández Psicólogos de Málaga, Marbella y Fuengirola donde he seleccionado a excelentes psicólogos para rodearme del mejor equipo para la atención a personas en el área del bienestar y la salud mental.

La drunkorexia es una condición preocupante cada vez más común entre los jóvenes y representa grandes peligros para la salud física y mental. Que también se conoce ebriorexia o alcohorexia. Aquellos que lo sufren dejan de tomar alimentos sólidos por la preocupación de tomar demasiadas calorías si ese día se disponen a beber alcohol.

Aunque no es un fenómeno clínico, sí es un comportamiento que se está observando en las personas jóvenes y preocupa cada vez más. A continuación, desde Hernández Psicólogos Málaga te contamos qué es la drunkorexia y cuáles son sus consecuencias.

¿Qué es la drunkorexia y sus consecuencias?

La drunkorexia es una mezcla de anorexia y alcoholismo muy peligrosa. Quienes sufren este trastorno sustituyen las calorías de la comida por las de la bebida. No comen durante horas, e incluso días, sino que simplemente beben alcohol.

El término proviene de las palabras “drunk”, que significa “borracho” en inglés, y el sufijo “orexia”, en relación con el apetito.

Así, la drunkorexia está compuesta por una serie de alteraciones en la alimentación diaria, sostenida con el abuso de alcohol. Las personas que lo sufren creen que las calorías no ingeridas por los alimentos tradicionales se compensarán con las calorías de las bebidas alcohólicas. 

Creen que, si suprimen las calorías de las comidas mediante el consumo de alcohol, no van a subir de peso.

Si se hace dieta, la limitación de tomar cervezas o combinados no suele ser bien aceptada por los jóvenes, en general, y por las chicas, en particular, que son las que antes comienzan a querer adelgazar.

Aunque la drunkorexia se da tanto en hombres como en mujeres, son estas últimas las más perjudicadas. La razón es muy sencilla, la sangre de la mujer absorbe entre un 30% y un 50% más de alcohol que la de los hombres. Y su hígado y corazón son mucho más vulnerables ante la ingesta de bebidas alcohólicas durante un periodo de tiempo prolongado.

Consecuencias de la drunkorexia

El listado de consecuencias a nivel físico y psicológico es muy amplio. Sobre todo teniendo en cuenta que quienes sufren drunkorexia consumen grandes cantidades de alcohol sin apenas ingerir alimento. Problemas dentales, gastrointestinales y hepáticos, así como la pérdida de cabello son solo algunas de las consecuencias de la drunkorexia. También corren un mayor riesgo de practicar sexo sin protección, sufrir una agresión sexual o acabar en coma etílico

A largo plazo, aumenta el riesgo de problemas de salud relacionados con el consumo de alcohol, como osteoporosis, problemas cardíacos, diabetes y demencia. 

Debido a que la drunkorexia es tan poco saludable para el cuerpo, afecta la apariencia física. El alcohol consume las vitaminas y los nutrientes del cuerpo, acelerando el proceso de envejecimiento. La reducción de calorías combinada con el consumo excesivo de alcohol provoca anemia, piel propensa al acné, uñas y cabello quebradizo y delgado, mareos, distensión abdominal y estreñimiento.

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA

¿Cuáles son las características de la drunkorexia?

Se trata de una patología dual, es decir, propia de personas que tienen más de un trastorno psicológico, y habitualmente viene acompañada de síntomas de anorexia que empeoran por este consumo excesivo de alcohol.

Su parecido con la anorexia y la bulimia es evidente, ya que quienes lo sufren evitan ingerir calorías provenientes de los alimentos con el objetivo de no engordar, ya que les gusta beber y consideran que el alcohol por sí mismo ya tiene suficientes. Un vaso de vino, por ejemplo, tiene unas 80, una cerveza puede tener 120 y una copa más de 200 calorías.

Signos de drunkorexia

Beber con el estómago vacío hace que sea más fácil emborracharse y, para muchos, el alcohol puede parecer una forma divertida y emocionante de controlar el estrés. 

Si alguien que te importa ha estado bebiendo más y comiendo menos, presta atención a sus otros comportamientos, pensamientos y hábitos. Si observas alguno de los siguientes síntomas, expresa tu preocupación o busca ayuda profesional de un psicólogo.

  • Preocuparse excesivamente por el aumento de peso y la imagen corporal
  • Viajes frecuentes al baño después de las comidas para provocarse el vómito
  • Participar en dietas extremas y regímenes de ejercicio excesivos
  • Usar laxantes o diuréticos para bajar de peso
  • Comer cantidades excesivas de comida, para después tener sentimientos de culpa
  • Baja autoestima
  • Depresión
  • Habilidades de afrontamiento pobres
  • Sentimientos inadecuados de ser aceptado
  • Miedo a perder el control

Uno puede comenzar con un solo episodio de drunkorexia, saltándose una comida para beber mucho más tarde esa noche. Pero este comportamiento puede convertirse fácilmente en una pendiente resbaladiza para desarrollar un trastorno alimentario o un trastorno por consumo de alcohol.

Tratamiento de la drunkorexia. Hernández Psicólogos Online, Málaga, Fuengirola y Marbella

La mejor estrategia para abordar estos trastornos como la drunkorexia es siempre la prevención y hacer más difícil el acceso al alcohol a los más jóvenes. 

Pero cuando la prevención no ha existido o ha sido ineficaz, para el tratamiento de la drunkorexia es necesaria la intervención de un psicólogo especializado en drunkorexia. El profesional trabajará durante la terapia la dependencia y los hábitos hacia el consumo de alcohol, normalizará la percepción de la imagen corporal, así como la autoestima de la persona que practicó la dunkorexia.

En Hernández Psicólogos Online, psicólogos clínicos y sanitarios, te ayudamos a comprender lo que estás experimentando, conocer tus emociones y buscar estrategias para evitar esta práctica insana. Además, cuando sea posible, también llevamos a cabo atención psicoterapéutica a la familia.

Puedes solicitar cita en nuestros centros de Psicología de Málaga, Fuengirola y Marbella. Además, para más comodidad también puedes elegir la terapia de psicología online, tan eficaz como la presencial.

Reserva una sesión con nuestros psicólogos online y comienza a sentirte mejor.

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA
5/5 - (2 votos)

Deja un comentario

Los datos facilitados se incorporarán a tratamientos cuyo responsable es ALEJANDRA HERNÁNDEZ GIL con CIF 78977757N y domicilio social en: Av. Nabeul 14, Of. 17 29601 Marbella. Finalidad: realizar comentarios. Legitimación: consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Reservados sus derechos a acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de privacidad.