Para nosotros, los Psicólogos y Psiquiatras, no es un secreto que muchos problemas y trastornos mentales guardan una estrecha relación con el entorno familiar. Este es el principal motivo por el que surgió la terapia familiar. Pero, ¿en qué consiste la terapia familiar?

¿Qué es la terapia familiar?

La terapia familiar es una forma de tratamiento psicológico diseñado para abordar problemas específicos que afectan la salud y el funcionamiento de una familia. Se puede utilizar para ayudar a una familia en un período difícil, una transición importante o problemas de salud mental o conductual en los miembros de la familia.

La forma en que opera la familia influye en cómo se formaron los problemas del paciente y cómo otros miembros de su familia los alientan o facilitan.

La terapia familiar ve los problemas de las personas en el contexto de la unidad más grande: la familia. El supuesto de este tipo de terapia es que los problemas no pueden abordarse o resolverse con éxito sin comprender la dinámica del grupo.

La terapia familiar comenzó en los Estados Unidos, durante la década de los años 50 del siglo pasado. Diferentes profesionales de la psiquiatría y la psicología comprobaron los buenos resultados que podían obtenerse trabajando con las familias de los pacientes afectados.

Pero no fue hasta los años 80 cuando la terapia familiar llegó a España con la premisa de: tratar de forma aislada a un paciente, sin tener en cuenta su entorno familiar, suele resultar infructuoso. 

¿Para quién es la terapia en familia?

Los objetivos de la terapia familiar dependen de los problemas que presenten los pacientes. Por ejemplo, los objetivos pueden diferir según los siguientes escenarios:

  • Un miembro de la familia sufre de esquizofrenia o psicosis severa: el objetivo es ayudar a otros miembros de la familia a comprender el trastorno y adaptarse a los cambios psicológicos que el paciente pueda estar experimentando.
  • Problemas que surgen de los límites intergeneracionales, como cuando los padres comparten un hogar con los abuelos o cuando los abuelos crían a los niños: el objetivo es mejorar la comunicación y ayudar a los miembros de la familia a establecer límites saludables;
  • Los problemas del paciente parecen estar indisolublemente ligados a problemas con otros miembros de la familia: en los casos en que el problema o los problemas están profundamente arraigados en problemas con otros miembros de la familia, el objetivo es abordar cada uno de los problemas contribuyentes y resolver o mitigar los efectos de este patrón de problemas;
  • Una familia mixta (es decir, una familia adoptiva): las familias mixtas pueden sufrir problemas únicos en su situación. En las familias mixtas, el objetivo de la terapia familiar es mejorar la comprensión y facilitar las interacciones saludables entre los miembros de la familia.

Cabe señalar que en terapia familiar, el término «familia» no significa necesariamente parientes consanguíneos. En este contexto, «familia» es cualquier persona que «desempeña un papel de apoyo a largo plazo en la vida, lo que puede no significar parientes consanguíneos o miembros de la familia en el mismo hogar.

¿Qué se hace en una terapia familiar?

La terapia familiar puede emplear técnicas y ejercicios de terapia cognitiva, terapia conductual, terapia interpersonal u otros tipos de terapia individual. Al igual que con otros tipos de tratamiento, las técnicas empleadas dependerán de los problemas específicos que presente la persona o personas.

Los problemas de comportamiento o emocionales en los niños suelen ser una de las causas por las que nos visitan nuestros pacientes. Los problemas de un niño no existen en el vacío; existen, y probablemente deban abordarse, en el contexto de la familia.

Con la terapia familiar se consigue:

  • Una mejor comprensión de los límites saludables y los patrones y dinámicas familiares
  • Mejorar la comunicación 
  • Resolución de problemas
  • Empatía más profunda
  • Reducción de conflictos y mejores habilidades para el manejo de la ira 

Más específicamente, la terapia familiar puede mejorar las relaciones familiares de las siguientes formas:

  • Reunir a la familia después de una crisis
  • Fomentando la honestidad entre los miembros de la familia
  • Infundir confianza en los miembros de la familia
  • Desarrollar un entorno familiar de apoyo
  • Reducir las fuentes de tensión y estrés dentro de la familia
  • Ayudar a los miembros de la familia a perdonarse unos a otros
  • Resolución de conflictos para miembros de la familia
  • Recuperación de familiares que han sido aislados

La terapia familiar mejora las habilidades necesarias para el funcionamiento familiar saludable, incluida la comunicación, la resolución de conflictos y la resolución de problemas. Mejorar estas habilidades también aumenta el potencial de éxito para superar y abordar los problemas familiares.

¿Cuándo recurrir a una terapia familiar?

En resumen, se hace necesario recurrir a terapia familiar cuando se tenga la sensación de estar en un círculo vicioso del que no pueden salir. Si se llega a esta situación, lo mejor es solicitar la ayuda de un profesional… y si es en compañía de la familia, mejor que mejor.

¡No tires la toalla! En Hernández Psicólogos Málaga, especialistas en terapia de familia, te ayudamos a solucionar los conflictos en el entorno familiar.

Elige tu centro de Psicología en Málaga, Fuengirola y Marbella.

Además, para más comodidad puedes elegir la terapia familiar online, tan eficaz como la presencial.

Te ayudamos a solucionar los conflictos con tus hijos donde estés, adaptándonos a tu horario. Reserva una sesión con nuestros psicólogos online y comienza a construir una relación sana con tu familia.

Publicado por Alejandra Hernández

Licenciada en psicología por la Universidad de Málaga, con Máster en tratamiento psicológico por la Universidad de Málaga, Máster en sexualidad y educación sexual por la Universidad de Huelva. Especialista en Psicoterapia EMDR, psicoterapia sensoriomotriz, terapia cognitivo conductual, y especializada en el tratamiento psicológico del trauma, apego, trastorno obsesivo compulsivo, terapia de pareja y sexual. Actualmente trabaja como psicóloga y directora del centro Hernández Psicólogos.

Entradas relacionadas

  • 5 ejercicios de terapia de pareja para reforzar la relación en casa
    En la terapia de pareja y la terapia de pareja online podemos encontrar un espacio terapéutico para buscar soluciones a dificultades que están bloqueando la felicidad en … […]
  • Cómo gestionar las emociones en 5 pasos
    ¿Alguna vez has dicho algo en un enfado de lo que luego te arrepentiste? ¿No tomaste una decisión que podía beneficiarte por miedo? Si es … […]
  • Ventajas de la terapia online
    ¿Estás considerando hacer terapia online? La mayoría de nosotros, en un momento u otro, nos hemos encontrado en una situación que nos hace plantearnos acudir … […]

Únete a la conversación

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bajar al contenido