Todos, en algún momento, hemos interactuado con algunas personas que parecen tener una falta de empatía. Ante estas situaciones es posible que sientas frustración, enfado, inquietud e incluso traición, especialmente en esas situaciones en las que necesitas apoyo.

Además, se vuelve aún más difícil y doloroso si esta falta de empatía se da en una relación y tu pareja no puede o no sabe ponerse en tu lugar.

A continuación, en Hernández Psicólogos Online queremos compartir contigo las señales a tener en cuenta para saber si a alguien le falta empatía, por qué algunas personas parecen carecer de ella y cómo lidiar con estas personas para que no te sientas tan frustrado y decepcionado, y puedas llevar una vida más feliz.

¿Qué es la empatía?

En general, la empatía es la capacidad de comprender o sentir la perspectiva, los sentimientos, las necesidades o las intenciones de otra persona, incluso cuando no compartes las mismas circunstancias. 

En ocasiones puede implicar actuar sobre la base de ese entendimiento, incluso la oferta de ayuda. Sin embargo, la empatía no siempre conduce a la acción, ya que puede depender del tipo de empatía que hayas desarrollado.

Según los psicólogos e investigadores Paul Ekman y Daniel Goleman, existen tres tipos principales de empatía:

  • Empatía cognitiva: una comprensión intelectual de los sentimientos de otra persona. Es la capacidad de considerar otras perspectivas sin sentirlas o experimentarlas en primera persona.
  • Empatía afectiva o «emocional». Se trata de sentir las emociones de otra persona. Aunque no siempre es el caso, esto también puede incluir sensaciones físicas compatibles con dicha emoción.
  • Empatía compasiva o «preocupación empática». Este tipo de empatía es una combinación de empatía cognitiva y emocional. Reconoces y comprendes las emociones de otra persona y también las sientes. 

La empatía no es una cualidad de todo o nada. Más bien es un continuo. Algunas personas son más empáticas, mientras que otras lo son menos. 

Falta de empatía: ¿es posible?

La empatía existe en un espectro y, en la mayoría de los casos, no está del todo ausente, si no que más bien está disminuida. Además, dado que la empatía es una habilidad, la mayoría de la gente puede desarrollarla. 

De hecho, en algunos casos, debido a una enfermedad o trauma, algunas personas pueden tener una empatía extremadamente baja y una capacidad disminuida para desarrollarla. Sin embargo, todavía tienen la capacidad.

En casos más extremos, algunas personas sufren de trastorno por déficit de empatía (TDE). Son personas que no pueden salir de sí mismas y sintonizar con lo que otras personas experimentan, especialmente aquellas que sienten, piensan y creen de manera diferente a uno mismo. Todo ello lo convierte en una fuente de conflictos personales, de ruptura de la comunicación en las relaciones íntimas y de actitudes adversas -incluido el odio- hacia grupos de personas que difieren en sus creencias, tradiciones o formas de vida.

16 Síntomas falta de empatía

La falta de empatía no siempre es fácil de detectar, pero hay algunas señales que pueden ayudarte a detectar si tu mismo o alguien cercano puede sufrir falta de empatía:

  1. Se lanzan rápidamente a criticar a los demás sin ponerse en el lugar de los demás. Son extremadamente críticos.
  2. Tienen incapacidad para afrontar situaciones emocionales.
  3. Culpan a la víctima.
  4. Parecen ser personas frías, mientras que ven a los demás como demasiado sensibles.
  5. Falta de paciencia para las reacciones emocionales de otras personas.
  6. Creen al 100% en la veracidad de sus propias ideas y/o creencias, y juzgan a cualquiera que no sostenga sus creencias como incorrecto, ignorante o estúpido. 
  7. No escuchan las perspectivas u opiniones de otras personas y, además, no perdonan a las personas por cometer errores.
  8. Tienen problemas para sentirse felices por los demás.
  9. Tienen problemas para hacer o mantener amigos.
  10. Tienen problemas para llevarse bien con los miembros de la familia.
  11. Se sienten con derecho a recibir favores y te utilizan para satisfacer sus necesidades sin mostrar agradecimiento. Incluso se ofenderá si no se sale con la suya.
  12. En un entorno grupal, hablarán mucho sobre sí mismos y sus vidas sin preocuparse realmente por lo que otras personas comparten.
  13. Reacciona con impaciencia o enojo cuando se siente frustrado con otras personas.
  14. Sentirse desconcertado por los sentimientos de otras personas
  15. Creer que no te pasarán cosas negativas
  16. No pensar ni comprender cómo su comportamiento afecta a otras personas.

Personalidades con falta de empatía

La falta de empatía puede ser uno de los síntomas de algunos trastornos de personalidad. Por ejemplo, algunas investigaciones sugieren que  algunas personas con trastorno límite de la personalidad (TLP) pueden tener dificultades para desarrollar empatía emocional, pero pueden mostrar empatía cognitiva.

El maquiavelismo -un rasgo de la personalidad- y el narcisismo -una condición de salud mental- se han asociado durante mucho tiempo con la falta de empatía. Sin embargo, en un estudio se obtuvo que, en realidad, tienen un cierto grado de empatía pero carecen de motivación para mostrarla o actuar en consecuencia.

Por otro lado, las personas con autismo pueden tener dificultades con la empatía cognitiva en algunos casos. Sin embargo, sí que pueden desarrollar empatía emocional aunque les cuesta expresarla. Esta falta de empatía entre personas con autismo no está relacionada directamente con las causas del autismo como se concluye en un estudio de 2018, sino que tiene que ver con la co-ocurrencia de alexitimia (dificultad para experimentar, identificar y expresar emociones).

En resumen…

La falta de empatía puede crear una amplia variedad de problemas. También es una cualidad que varía según la situación, por lo que incluso las personas naturalmente empáticas pueden experimentar una falta de empatía de vez en cuando.

Ser consciente de las situaciones en las que te sientes desconectado y no involucrado emocionalmente puede ayudarte a considerar mejor algunos de los factores que podrías estar pasando por alto. Pero si la falta de empatía es un problema más profundo y duradero que afecta a la comunicación y a tus relaciones, considera hablar con un psicólogo.

En Hernández Psicólogos online podemos ayudarte a explorar la causa del problema y enseñarte estrategias que pueden ayudarte a comprender mejor y a sentir empatía por lo que están pasando otras personas. También puedes pedir cita para nuestros centros en Málaga, Fuengirola y Marbella.

Te acercamos la psicología a donde estés, adaptándonos a tu horario. Reserva una sesión con nuestros psicólogos online y comienza a sentirte mejor.

Rate this post

Publicado por Alejandra Hernández

Licenciada en psicología por la Universidad de Málaga, con Máster en tratamiento psicológico por la Universidad de Málaga, Máster en sexualidad y educación sexual por la Universidad de Huelva. Especialista en Psicoterapia EMDR, psicoterapia sensoriomotriz, terapia cognitivo conductual, y especializada en el tratamiento psicológico del trauma, apego, trastorno obsesivo compulsivo, terapia de pareja y sexual. Actualmente trabaja como psicóloga y directora del centro Hernández Psicólogos.

Entradas relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this post
Bajar al contenido