Blog > Consejos > Síndrome del nido vacío, cómo gestionarlo

Síndrome del nido vacío, cómo gestionarlo

Alejandra Hernández

Artículo redactado por Alejandra Hernández

Soy psicóloga sanitaria, sexóloga, terapeuta EMDR y terapeuta Sensoriomotriz. Dirijo los centros Hernández Psicólogos de Málaga, Marbella y Fuengirola donde he seleccionado a excelentes psicólogos para rodearme del mejor equipo para la atención a personas en el área del bienestar y la salud mental.

Cuando los hijos dejan el hogar y se emancipan se produce un cambio importante en el contexto familiar. Y es aquí donde aparece el síndrome del nido vacío.

La vida son cambios, algunos inesperados, pero la transición de la casa llena a la casa vacía es algo que sabemos que tarde o temprano sucederá. Aprender a abrazar tu nido vacío es solo una parte del viaje de la paternidad.

A continuación, desde el equipo Hernández Psicólogos online, te contamos qué es el síndrome del nido vacío, cómo identificarlo y cómo superarlo.

¿Qué es el nido vacío y qué consecuencias tiene?

El síndrome del nido vacío en psicología es un concepto que hace referencia a la respuesta emocional y física que experimenta un padre o una madre cuando sus hijos se van de casa. 

Normalmente, este tipo de experiencia emocional está marcada por respuestas emocionales negativas, depresivas o ansiosas. De hecho, los sentimientos más frecuentes son de soledad, tristeza y pérdida. En un primer momento, todos estos sentimientos son completamente normales. El problema surge cuando se alargan en el tiempo e impiden seguir la vida con normalidad.

¿Qué consecuencias tiene entonces el síndrome del nido vacío? En ocasiones esta experiencia emocional puede derivar en aislamiento social, en la incapacidad de experimentar placer e, incluso, en problemas de pareja.

En los casos más graves, además, puede acompañarse de consumo de sustancias, trastorno depresivo, dependencia emocional, ansiedad, pérdida de apetito, problemas de sueño  y otros problemas de salud relacionados.

¿Cuáles son los síntomas del nido vacío?

Conocer cuáles son los síntomas del síndrome del nido vacío es clave para detectarlo y superarlo. En esta lista destacamos los más frecuentes:

  • Sensación de tristeza y vacío.
  • Deseos de llanto que aparecen con bastante frecuencia.
  • Sensación de que la vida ha perdido el sentido.
  • Sensación de no tener rumbo ni nada por hacer.
  • Dificultad para experimentar placer con actividades con las que antes se obtenía.
  • Recuerdos constantes de la infancia de los hijos y deseo de hablar frecuentemente de ellos.
  • Molestias somáticas como mareos y dolor de cabeza.
  • Desesperanza respecto al futuro: imposibilidad de volver a sentir la misma felicidad que cuando los hijos aún vivían en casa.

Es importante destacar que los síntomas deben aparecer después de la marcha de los hijos. En el caso de que apareciesen antes, la sintomatología podría deberse a otra causa como, por ejemplo, un trastorno del estado de ánimo.

Nido vacío etapas

El síndrome del nido vacío no deja de ser un duelo por la marcha de los hijos y, como tal, incluye las etapas de negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

  1. Negación. Es la respuesta de rechazo ante la nueva situación. Como padres, pensamos que los hijos regresarán durante las vacaciones para pasar tiempo juntos, pero lo cierto es que su casa ahora es otra y el hogar familiar pasará a ser solo un lugar de visita.
  2. Ira. En esta etapa del nido vacío aparecen las emociones caóticas y podemos observar ira y dolor en los padres. A veces, incluso, aparece la culpa por no haber aprovechado todo el tiempo con los hijos.
  3. Negociación. En esta nueva etapa conviven la añoranza de lo perdido y el compromiso hacia la recuperación. Se establecen nuevas metas para superar la situación de dolor personal.
  4. Depresión. Esta otra etapa implica nuevamente sentimientos de vacío y pérdida. Se pasa a la búsqueda del hijo/a a través de recuerdos y en ocasiones implica la idealización de estos.
  5. Aceptación. Se acepta la pérdida y aparecen nuevos intereses. Nos sentimos orgullosos en esta etapa porque los hijos se han convertido en los adultos que un día imaginamos.

No obstante, ten en cuenta que estas fases son herramientas para focalizar, identificar y entender esas emociones y sentimientos y no ocurren de igual manera en todas las personas. Es decir, no son paradas obligatorias en una línea del tiempo del dolor y no todos pasamos por todas o en este orden. 

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA

Cuánto tiempo dura el síndrome

Por lo general, el síndrome del nido vacío suele extenderse durante un periodo no superior a seis meses. Se entiende que este tiempo es suficiente para adaptarse a las nuevas circunstancias familiares. 

Sin embargo, como ya adelantábamos, cada persona es única y necesitará unos tiempos diferentes en función de su historia personal. 

¿Cómo superar el síndrome del nido vacío? 

El primer paso para superar el síndrome del nido vacío es tener en cuenta que la relación con los hijos no termina, sino que pasa a desarrollarse de manera diferente. A partir de aquí, estos pasos te ayudarán a superarlo:

  • Prepárate gradualmente para el momento. El día de la marcha de tus hijos llegará tarde o temprano. Puedes ir dándoles poco a poco más autonomía mientras ves cómo se enfrentan a la vida por sí mismos. Esto amortiguará la experiencia emocional al darte cuenta de que saben cuidarse solos.
  • Reconoce y analiza tus emociones. Sentir tristeza es completamente normal, no le quites valor a tu experiencia emocional ni intentes ocultarla.
  • Fomenta el contacto con tus hijos. Puedes continuar trabajando el vínculo afectivo con tus hijos a través de visitas, llamadas, mensajes, videollamadas.. ¡Aprovecha las nuevas tecnologías!
  • Date la oportunidad de hacer lo que te gusta y potenciar tus fortalezas. Es probable que en todo este tiempo el cuidado de la familia te haya hecho dejar a un lado las actividades que te gustaban. Aprovecha este momento para viajar y desarrollar tus hobbies. 
  • Cuida tu relación de pareja. Con la rutina y las obligaciones familiares es probable que tu relación de pareja se haya visto mermada. Aprovecha para mejorar la comunicación y hacer todo lo que hacíais cuando aún no habían nacido vuestros hijos. 
  • Busca ayuda profesional si lo necesitas. Si crees que el síndrome del nido vacío está interfiriendo en el desarrollo normal de tu vida o en tu relación de pareja, no dudes en acudir a un profesional de la psicología. La terapia psicológica te ayudará a gestionar la tristeza y modificar las ideas distorsionadas por otras más adaptativas que te permitan vivir con mayor equilibrio emocional.

¿Y tú? ¿Crees que puedes estar pasando por el síndrome del nido vacío? 

Si te resulta difícil gestionar tus pensamientos y seguir adelante, y crees que necesitas ayuda profesional, estamos para ayudarte. En Hernández Psicólogos Málaga, como especialistas en psicología, analizaremos tu caso particular y te indicaremos cuál es el tratamiento más adecuado.

Además, para más comodidad puedes optar la terapia de psicología online, tan eficaz como la presencial. Te acercamos la Psicología allá donde estés, adaptándonos a tu horario. Reserva una sesión con nuestros psicólogos online para mejorar tu calidad de vida.

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA
5/5 - (1 voto)

Deja un comentario

Los datos facilitados se incorporarán a tratamientos cuyo responsable es ALEJANDRA HERNÁNDEZ GIL con CIF 78977757N y domicilio social en: Av. Nabeul 14, Of. 17 29601 Marbella. Finalidad: realizar comentarios. Legitimación: consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Reservados sus derechos a acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de privacidad.