La depresión constituye uno de los problemas de salud más incapacitante. Actualmente se encuentra entre los problemas de salud pública más importantes y con más crecimiento en la sociedad.

Es habitual confundir el trastorno (depresión) con la emoción (tristeza). La tristeza es una cualidad importante y un criterio para hablar de depresión. Pero es importante saber que la tristeza es un sentimiento normal que todos experimentamos en ocasiones, pero que no tiene que ser un problema.

La tristeza al igual que la felicidad, la ira, o el miedo es una emoción básica del ser humano. Es una respuesta natural de nuestro cerebro a una situación negativa, a un acontecimiento estresante, etc.; pero esta tristeza si perdura en el tiempo puede convertirse en una depresión, es decir, un trastorno de salud mental.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo caracterizado por un conjunto de síntomas relacionados con un pesimismo crónico, abulia, anhedonia y una sensación de malestar en general.

¿Y como puedo diferenciar la tristeza de la depresión?

A continuación vamos a ver las principales diferencias:

  • Una diferencia entre depresión y tristeza es en el marco conceptual. La tristeza es un mero estado de ánimo, mientras que la depresión es un trastorno del estado de ánimo.
  • Otra diferencia importante a tener en cuenta es que cuando una persona está depresiva, en un número importante de veces, no es capaz de identificar el hecho que le genera malestar. Eso no pasa cuando estas triste, ya que sabemos por qué estamos así (pérdida del trabajo, muerte de un familiar, etc.).
  • Como hemos comentado anteriormente el sentimiento de tristeza es un estado mental relativamente pasajero. Es normal sentirse triste ante sucesos negativos de la vida. La depresión es un estado crónico de malestar y desazón.
  • La presencia de abulia es característico de la depresión. La abulia es la falta de voluntad o energía para hacer algo. Una persona con trastorno depresivo suele sentir que no existe nada por lo que merezca la pena actuar. Tienen falta de iniciativa para lo más básico, desde arreglarse a realizar cualquier tipo de actividad como realizar la compra. Esta apatía tiene que durar durante semanas e incluso meses.

¿Cuándo tengo ir al psicólogo?

Estar triste no necesita terapia, un estado depresivo si precisa de tratamiento y por fortuna es tratable.

Una persona cuando pasa por un proceso de tristeza no es necesario que acuda a un profesional. En ocasiones la vuelta a la rutina y el apoyo de familiares y amigos es suficiente para volver a la normalidad.

La depresión sí es un problema más serio que sí debe ser tratado por un psicólogo o psiquiatra. El tratamiento para la depresión suele consistir en una terapia cognitivo-conductual y/o psicofármacos.

Si tienes problemas en la gestión de tus emociones y sentimientos, o no encuentras el motivo de tu situación de desgana y falta de iniciativa consúltanos y pide cita con nuestro equipo de psicólogas en Málaga, en Hernández Psicólogos tenemos un equipo de los mejores psicólogos que están dispuestos a ayudarte.

Si das el paso para que te ayudemos y vives fuera de Málaga puedes dirigirte a nuestro equipo de psicólogas online que te atenderá cuando lo necesites estés donde estés.

Publicado por Alejandra Hernández

Licenciada en psicología por la Universidad de Málaga, con Máster en tratamiento psicológico por la Universidad de Málaga, Máster en sexualidad y educación sexual por la Universidad de Huelva. Especialista en Psicoterapia EMDR, psicoterapia sensoriomotriz, terapia cognitivo conductual, y especializada en el tratamiento psicológico del trauma, apego, trastorno obsesivo compulsivo, terapia de pareja y sexual. Actualmente trabaja como psicóloga y directora del centro Hernández Psicólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5.0
201
Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia analizando la navegación en nuestra web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.