Blog > Psicología de adultos > 18 síntomas de estrés y cómo manejarlos

18 síntomas de estrés y cómo manejarlos

Alejandra Hernández

Artículo redactado por Alejandra Hernández

Soy psicóloga sanitaria, sexóloga, terapeuta EMDR y terapeuta Sensoriomotriz. Dirijo los centros Hernández Psicólogos de Málaga, Marbella y Fuengirola donde he seleccionado a excelentes psicólogos para rodearme del mejor equipo para la atención a personas en el área del bienestar y la salud mental.

En un mundo con un ritmo de vida frenético, con necesidad de hacer las cosas para ayer, los síntomas de estrés son protagonistas. Entendidos como una reacción normal y adaptativa a las demandas del entorno, adquieren una perspectiva negativa cuando se prolongan en el tiempo o interfieren en nuestro día a día. Pero, ¿realmente conoces qué es el estrés, cómo identificarlo y cómo aliviarlo?

A continuación, desde el equipo Hernández Psicólogos online, psicólogos terapia online, te contamos los síntomas de estrés más frecuentes que pueden afectar a tu salud. Descubre la diferencia entre estrés y ansiedad y aprende cómo manejarlos.

¿Qué es el estrés?

El estrés se define como una respuesta natural y necesaria del organismo para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. Normalmente, aparece cuando percibimos que nuestros recursos no son suficientes para afrontar las demandas del entorno. Sin embargo, cuando esta respuesta adaptativa se da en exceso o se prolonga durante un periodo de tiempo superior al esperado, puede derivar en un trastorno adaptativo e incluso provocar otras alteraciones o enfermedades físicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano.

¿Qué se siente cuando tienes estrés? 18 Síntomas de estrés

Los síntomas de estrés son múltiples y diversos. No obstante, se puede identificar un patrón común que comprende, entre otros, los siguientes 18 síntomas:

  1. Cefalea o dolor de cabeza
  2. Falta de energía 
  3. Problemas de concentración
  4. Quejas subjetivas de memoria
  5. Problemas estomacales
  6. Rigidez de mandíbula o cuello
  7. Cansancio
  8. Palpitaciones y respiración agitada
  9. Dificultad para conciliar el sueño o somnolencia excesiva
  10. Pérdida o aumento de peso
  11. Dolores musculares
  12. Acné y otros problemas cutáneos, como sarpullidos o urticaria
  13. Ansiedad por la comida o pérdida del apetito
  14. Irritabilidad
  15. Preocupación excesiva por el futuro
  16. Falta de interés en las actividades que solías disfrutar
  17. Pérdida de interés en las relaciones sexuales
  18. Aumento del consumo de alcohol, tabaco u otras sustancias tóxicas

Estos 18 síntomas de estrés más frecuentes pueden darse tanto en situaciones de estrés emocional como en situaciones de estrés laboral. ¿Conoces las diferencias?

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA

Síntomas de estrés emocional 

El estrés emocional es la reacción fisiológica, emocional y conductual que tiene lugar ante una situación personal que nos exige un cambio. Esto genera una gran carga emocional que se acompaña de incertidumbre y ambigüedad sobre la nueva situación, algo que a su vez retroalimenta la sensación de estrés.

En este escenario es posible que desarrollemos un estado de fatiga psicológica que, si se prolonga, puede aumentar el riesgo de sufrir afectaciones físicas y mentales, como patologías cardíacas o depresión.

Síntomas de estrés laboral

Por su parte, el estrés laboral es aquel que se experimenta dentro del entorno de trabajo. 

Al igual que el anterior, los síntomas de estrés laboral comprenden un conjunto de sensaciones y emociones como el bloqueo, palpitaciones, tensión muscular, problemas digestivos, ansiedad, irritabilidad y el incremento de hábitos nocivos (como fumar o beber) como intento fallido para recuperar la homeostasis.

¿Cómo saber si tengo ansiedad o estrés? Síntomas de estrés o ansiedad

Una de las cuestiones que más dudas generan es diferenciar la ansiedad del estrés. Como hemos comentado, la causa del estrés es la presencia real de un factor estresante. En cambio, en la ansiedad, la respuesta del organismo continúa presente, incluso en ausencia de un estresor identificable. 

Ambos términos generan confusión e incluso se emplean indistintamente debido a que las respuestas físicas, emocionales y conductuales suelen ser parecidas. 

¿Qué parte del cuerpo afecta el estrés?

Hoy día es bien conocido que el sistema nervioso central (SNC) desempeña un papel clave en la respuesta a situaciones estresantes. Nuestro cuerpo reacciona al estrés liberando hormonas, que provocan una reacción de alerta y hacen que los músculos se preparen para la acción. 

A corto plazo, esta reacción es beneficiosa, ya que nos ayuda a hacer frente a la situación estresante. Sin embargo, cuando el estrés se mantiene en el tiempo o es desproporcionado, puede llegar a comprometer el estado de salud y provocar trastornos coronarios, respiratorios, inmunológicos, sexuales, endocrinos, metabólicos, gastrointestinales, dermatológicos, musculares e incluso mentales. 

¿Son distintos los síntomas de estrés en mujeres? 

Según los estudios, las mujeres son más propensas que los hombres a experimentar síntomas de estrés. Por su parte, la mayoría de los síntomas de estrés son iguales para hombres y mujeres. Sin embargo, el estrés también afecta a las mujeres de otras formas:

  • Problemas en el ciclo menstrual. Las mujeres que experimentan estrés crónico pueden tener períodos irregulares.
  • Problemas para quedar embarazada. Las mujeres con mayores niveles de estrés son más propensas a experimentar problemas para quedar embarazadas que las mujeres con bajos niveles de estrés. 
  • Disminución del deseo sexual. Las mujeres con estrés crónico pueden ver disminuido su deseo sexual en comparación con las mujeres con bajos niveles de estrés. 

¿Qué hacer para aliviar el estrés?

Todas las personas tenemos que lidiar con el estrés en algún momento de nuestras vidas. Por ello, si tienes síntomas de estrés, explora y pon en marcha estrategias de afrontamiento como las siguientes:

  • Practica técnicas de relajación. Te ayudarán a respirar más pausadamente y esto hará calmar tu cuerpo y mente. 
  • Escribe tus pensamientos. 
  • Tómate un tiempo y haz cosas agradables para ti. Podría ser escuchar música, leer un buen libro o ir al cine.
  • Medita. Los estudios demuestran que el mindfulness ayuda a mejorar la ansiedad y el estrés.
  • Duerme lo suficiente. Unas 8 horas diarias para sentirte con energía.
  • Come sano. Evita la cafeína o los alimentos ricos en azúcar y sustituye por alimentos con vitamina B, como las frutas y verduras. 
  • Ponte en movimiento. La actividad física aumenta tus endorfinas, las sustancias químicas del bienestar.
  • Organiza tu día. Haz una lista con las cosas por hacer, prioriza por urgencia o nivel de importancia y reduce tu estrés. 
  • Busca ayuda profesional si la necesitas. Ir al psicólogo te ayudará a gestionar tu estrés de manera adaptativa. 

¿Y tú? ¿Crees que estás sufriendo estrés desproporcionado?

Si te resulta difícil gestionar tus pensamientos y seguir adelante, y crees que necesitas ayuda profesional, estamos para ayudarte. En Hernández Psicólogos Málaga, como especialistas en psicología, analizaremos tu caso particular y te indicaremos cuál es el tratamiento más adecuado.

Además, para más comodidad puedes optar la terapia de psicología online, tan eficaz como la presencial. Te acercamos la Psicología allá donde estés, adaptándonos a tu horario. Reserva una sesión con nuestros psicólogos online para mejorar tu calidad de vida.

Habla con un psicólogo online

Si necesitas ayuda psicológica, no esperes más. Puedes reservar una cita con nuestros psicólogos online, te ayudaremos a sentirte mejor. Desde 35€/sesión.

RESERVAR CITA
Valora este artículo

Deja un comentario

Los datos facilitados se incorporarán a tratamientos cuyo responsable es ALEJANDRA HERNÁNDEZ GIL con CIF 78977757N y domicilio social en: Av. Nabeul 14, Of. 17 29601 Marbella. Finalidad: realizar comentarios. Legitimación: consentimiento prestado por el afectado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Reservados sus derechos a acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de privacidad.