La nostalgia, el estrés o la ansiedad son algunos de los efectos colaterales de las fiestas navideñas que, lejos de ser idílicas para muchos, se convierten en un verdadero problema para la salud física y mental. Por eso, en Hernández Psicólogos Online queremos darte algunos tips psicológicos para disfrutar de la Navidad.

4 Tips psicológicos para disfrutar de la Navidad

Disfrutar de la Navidad depende de las circunstancias vitales de cada uno de nosotros. Tener a personas queridas o familiares hospitalizados, ser inmigrante y sentirse solo, estar privado de libertad, tener muy pocos recursos básicos, estar pasando por un proceso de duelo, sufrir depresión, pasarlo mal por la ausencia y la añoranza de un ser querido…

En estos casos ocurre una disonancia entre la tristeza interior y los estímulos exteriores, que dictan que hay que estar alegre. Esta mezcla entre nostalgia y estrés al tener que soportar demasiadas obligaciones puede hacer que algunas personas no consigan disfrutar de la Navidad.

Pero sobrevivir a estas fechas es posible. A continuación te dejo algunos tips o consejos psicológicos para disfrutar de la Navidad

Quizá te interese: Depresión en Navidad: consejos para prevenirla.

1. Lo importante del momento presente

Al revivir estas fiestas todos los años, puedes sentirte abrumado por los recuerdos de tu infancia o de épocas pasadas. Quizás las personas que te acompañan ya no sean las mismas y / o estos encuentros y reuniones te traen recuerdos dolorosos.

Si te esfuerzas por volver al momento presente y apreciar lo que te rodea hoy, las personas que tienes cerca y los momentos que aún te quedan por vivir, podrás ser más consciente del momento que estás viviendo y disfrutarlo como se merece. Porque lo que vas a vivir en estas fechas también será un recuerdo precioso en el futuro, que recordarás con alegría.

2. Trata de evitar los conflictos

A pesar de que lo que todos queremos es disfrutar de la Navidad solo con personas con las que tenemos una relación afectuosa, hay ocasiones en las que inevitablemente tenemos que encontrarnos con familiares o amigos con los que no nos llevamos bien. En este caso, es normal que surjan conflictos y disputas que contribuyan a esa desgana por vivir estas fiestas.

Una buena forma de no dejar que estos conflictos te afecten es evitarlos. Para ello, es importante tomar conciencia de lo que puede suceder y preparar una reacción neutral ante situaciones de conflicto. Algo como «Preferiría que hablemos de eso en otro momento«, además de retirarte para ofrecer ayuda en la cocina o hablar con un amigo por teléfono.

3. Rebaja tus expectativas

A veces pensamos en una Navidad en la que todo saldrá perfecto y nos dejamos llevar por expectativas demasiado altas. Expectativas que pueden llegar a chocar con una realidad llena de contratiempos y errores que nos pueden estresar y mucho.

Es importante entender que las cosas no deben salir a la perfección, y que los planes pueden fallar, para evitar que puedas llegar a frustrarte, a la vez que te permite apreciar las cosas que se quedan en tu vida y te hacen feliz.

4. Planea con tiempo

Terminamos las vacaciones de verano y volvemos a la vida cotidiana sin ser conscientes del paso de los días. Y así, cuando menos lo esperamos, la Navidad está a la vuelta de la esquina y nos sumergimos en una confusa espiral de compras y consumo, así como de fiestas y sus preparativos. Sin olvidar el gasto económico que estamos casi obligados a realizar, contribuye en gran medida a aumentar nuestros niveles de estrés.

Una buena forma de evitar caer en esta situación, y poder disfrutar de la Navidad, es planificar las cosas con anticipación. Poner un máximo realista a la cantidad de dinero que vas a gastar y hacer los preparativos con días o semanas de antelación para que la situación no escape a nuestro control y podamos pasar las vacaciones con mayor serenidad y tranquilidad.

Eso sí, ten en cuenta siempre que tú decides cómo quieres pasar y disfrutar de la Navidad. Evita los compromisos y las obligaciones que no te hacen sentir bien.

La Navidad puede ser estresante, pero también puede ser una época muy especial, especialmente para los más pequeños. Todos podemos aprender a disfrutar más, o al menos dejar de lado los sentimientos negativos, practicando otro tipo de hábitos como los descritos anteriormente. Para que esta Navidad se convierta en un recuerdo precioso en tu vida futura.

Recuerda que no hay recetas ni fórmulas fijas: el objetivo es aceptar los propios sentimientos y hacer lo necesario para no pasarlo mal.

Si a pesar de estas indicaciones no consigues mejorar tu estado de ánimo ni consigues disfrutar de la Navidad, en Hernández Psicólogos Online podemos ayudarte. Somos un equipo multidisciplinar de psicólogos online y presenciales en Málaga que estudiaremos en profundidad la situación que atraviesas y diseñaremos la terapia más indicada para ti. Te ayudaremos a comprender y superar lo que estás experimentando.

Además, para más comodidad puedes elegir la terapia de psicología online, tan eficaz como la presencial. Reserva una sesión con nuestros psicólogos online especialistas en depresión y comienza a sentirte mejor.

Rate this post

Publicado por Alejandra Hernández

Licenciada en psicología por la Universidad de Málaga, con Máster en tratamiento psicológico por la Universidad de Málaga, Máster en sexualidad y educación sexual por la Universidad de Huelva. Especialista en Psicoterapia EMDR, psicoterapia sensoriomotriz, terapia cognitivo conductual, y especializada en el tratamiento psicológico del trauma, apego, trastorno obsesivo compulsivo, terapia de pareja y sexual. Actualmente trabaja como psicóloga y directora del centro Hernández Psicólogos.

Entradas relacionadas

  • Genofobia: el miedo a las relaciones sexuales
    Aunque cueste un poco de imaginar, hay quienes sufren de genofobia o fobia al coito. Se trata de un temor al coito y al sexo … […]
  • Ventajas de la terapia online
    ¿Estás considerando hacer terapia online? La mayoría de nosotros, en un momento u otro, nos hemos encontrado en una situación que nos hace plantearnos acudir … […]
  • Cómo saber si tengo TOC: síntomas y tratamiento
    Trastorno obsesivo compulsivo, o TOC, es uno de esos términos que algunas personas usan incorrectamente como una forma de describir a personas que les gustan … […]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this post
Bajar al contenido